Sunday, September 24, 2006

Ya se vieron peces parecidos en otras historias

Era extraña, anormalmente perfecta: bella. Se paseaba por la vida creyéndose singular, pero yo conocía su falsedad, podía ver el hilo semitransparente de excremento que arrastraba y que nunca se separaba de su cuerpo. Era falsa... era yo.

Links to this post:

Create a Link

<< Home