Sunday, September 24, 2006

Lo sano

¡Ay lo sano! ¡Cómo duele lo sano!
preferible morir de arponeadas de amor enfermizo
que vivir de la saludable infusión de la soledad.

Links to this post:

Create a Link

<< Home