Tuesday, April 11, 2006

El demonio que vive en mi hombro izquierdo

A las cuatro de la mañana, el demonio que vive en mi hombro izquierdo decidió que ya había dormido suficiente y que estaba hambriento (se alimenta de aspirinas y otros narcóticos).

Me despertó vociferante pellizcándome un nervio, al principio creí que si lo ignoraba se terminaría durmiendo pero el infame levantó aún más la voz y pellizcó con más ahinco.

No tuve más remedio que darle de comer dos blancas pastillas y mantenerlo calientito con una compresa hervida sobre mi hombro.

Ahora está somnoliento y tranquilo, como una cría que recién ha mamado, y yo, como toda madre abnegada, puedo regresar a la cama y tratar de dormir un poco antes de que mi vástago vuelva a despertar.

2 Comments:

Anonymous Anonymous said...

Esto por ejemplo me gusta, no es arrogante, pero tampoco es comun y sin embargo atras estas tu, te imagino envuelta en esa fantasia real y trato de desifrarla, hay algo atras y no se que es, por eso me pones a dar vueltas, eso me gusta.
Yo

9:28 AM  
Anonymous Anonymous said...

Urs, realmente crees que drogando a tus demonios los controlas?
Tienes que dejar de separar tu propia mente en pedacitos, recuerda que la sugestion es mas fuerte que el trauma...
haha y si sigues asi no quedara mucho que encerar en el manicomio.

jon

2:47 PM  

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home