Sunday, September 26, 2004

Madrid

Hoy se me pasó la parada del autobús, me distrajo una señora que dormitaba. Su cabeza se movía rítmicamente al compás de mi música y sus párpados escondían dos ojos que bailaban un R.E.M. cadencioso.
Caí en la cuenta de que los pervertidos van a ver a las niñas pequeñas con esos ojos, que los ancianos van a salir de sus pisos temerosos, que los vientos van a murmurar y que mi mirada va a ser entrometida. Porque lo único real es lo que se niega, se resiste a desaparecer.


27 de Octubre, Madrid

1 Comments:

Anonymous Anonymous said...

D.F.
Lo real hace temblar la mente o sólo la mirada... no lo sabe, pero creé firmemente que no son las palabras aúnque sabe que lo son. Tiemblan y se mesclan; ellaparada moR.víaM.E. compáshermoso. Entonces se le aparece atras, sí ahí donde nadie más podría ni querría verla, en el fondo de su mente, detras de sus ojos. Sólo entonces la imagen, vertical que se dobla y abraza agotada a la horizontal, perpendicular añora y suda y deja de existir, desaparece, y ya sólo son uno, horizonal; y, sin embargo, ella no está.
Tenoch

8:07 PM  

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home