Friday, January 06, 2006

tres cabezas en el food court

- Ella tiene razón, su padre me es infiel, sus hermanos me utilizan y mi suegra me menosprecia... ¡Soy una dejada! ¡Soy patética! Tengo 48 años y mi hija de 20 me sermonea, ni como madre soy buena... si le hubiera hecho caso a mi mamá y abortado ese hijo nada de esto estaría pasando.

- ¿Porqué chingados seré pobre? ¿Porqué no habré nacido en una familia rica? Estaría allá en esa mesa comiendo un sushi bien pinche caro, no aquí sentado comiéndome los tacos que me compré en la esquina.

- Cinco más tres, ocho; uno y uno, dos... ¿Dos mil 800 pesos? No me va a alcanzar para la colegiatura de Ana, la directora me dijo que era la última vez que me esperaba para pagar... ¡Maldita sea! Me hubiera quedado con Ricardo... aunque me pegara.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home